tipos de servicios de entregas de pedidos empresas

¿Servicio de entregas externo o interno? Ventajas y Desventajas.

Que una compañía apueste por su propio servicio de entregas puede tener una gran incidencia en su competitividad y su servicio al cliente. Las grandes compañías prefieren de hecho apostar por la gestión de su propia logística y la disposición de su propia flota de transporte por carretera.

De hecho, con el enorme auge que está teniendo el comercio electrónico en la actualidad, las grandes compañías suelen competir por un servicio de envío de paquetes más rápido y eficaz, con envíos urgentes o incluso diferentes modalidades de envío, así como también en los gastos de envío y tiempo de entrega.

¿Cuáles son las ventajas de que tu empresa cuente con su propio servicio de transporte?, ¿debería tu empresa enviar sus pedidos directamente al cliente, en lugar de recurrir a un operador logístico o empresa de transportes?

En este post queremos analizar este debate en profundidad. Te mostraremos las ventajas y desventajas tanto de la gestión interna como de la externalización del servicio de entregas.

Ventajas de tener tu propio servicio de entregas

Gestionar tus entregas de manera interna tiene muchas ventajas:

  • No dependes de servicios externos, cuyos procesos internos de trabajo no puedes controlar, pero te pueden afectar directamente.
  • Mayor competitividad: tener tu propio servicio de entregas puede ser una ventaja estratégica frente a tus competidores, ya que te diferencias con una mejor gestión de la logística.
  • Te aporta más margen para controlar los gastos de envío que repercutes en tus clientes. Cuando dependes de un proveedor externo, sólo puedes reducir gastos o eliminarlos a costa de reducir tu margen de beneficios.
  • Mayor control de los tiempos de entrega: hay compañías que, de hecho, están ofreciendo unos tiempos de entrega récord, con entregas en un día, o incluso en sábado y domingo.
  • Puedes promover la imagen de tu flota de transporte y tu equipo de conductores, con el logotipo de tu propia marca y sin depender de terceros.
  • Mayor seguridad y servicio al cliente, ya que nadie mejor que tú conoces las medidas de control y de gestión logística que debes aplicar a tus paquetes para asegurar una mayor seguridad y que el cliente se quede satisfecho.
  • Servicio al cliente y postventa, puesto que además de gestionar el transporte de tus propios pedidos, te ocupas también de la gestión logística y la distribución. Puedes crear superficies logísticas que proporcionen cercanía y un servicio post-venta eficaz y que facilite la logística inversa.

Desventajas de tener tu propio servicio de entregas

No todo son beneficios cuando se tiene un servicio propio de entregas, especialmente cuando hablamos de empresas de tamaño medio o pequeño.

  • Mayores costes: al tener que mantener tu propio servicio de entregas o servicio logístico, las empresas asumen mayores costes para poder ofrecer un mejor servicio al cliente. Esto puede redundar en un aumento de la competitividad, pero deberás asumir unos mayores fijos y variables en mantenimiento y reparación de vehículos, software de gestión flotas logísticas, plantas de distribución y almacenamiento, etc.
  • Menor eficiencia: cuando se crea un servicio propio de entregas, existe una curva de aprendizaje hasta que se encuentra el punto de equilibrio entre satisfacción del cliente y eficacia del sistema. En cambio, a través de un servicio externo cuentas con la experiencia de una compañía que ya lleva años gestionando entregas.
  • Menor flexibilidad: la subcontratación de los servicios de entregas puede suponer una mayor flexibilidad que la gestión propia de pedidos, donde es la propia compañía quien debe trazar un plan y operar en función de sus prioridades, lo que implica mantener unos costes fijos y tener menos flexibilidad en función de las necesidades de la producción.

Ventajas de la externalización del servicio de entregas

Muchas empresas apuestan hoy día por la externalización de los servicios de entregas. Básicamente, estos son algunos de los puntos a favor:

  • Menos costes: no tienes que asumir el coste inicial de la compra de vehículos o la puesta en marcha de tu sistema de gestión de flotas. Está todo estandarizado y los gastos de combustible, reparaciones, salarios de empleados, etc. corre de la cuenta de la empresa de servicios de transporte y distribución de entregas.
  • Mayor flexibilidad: al no tener que mantener una flota de vehículos y pagar unos salarios fijos, dispones de mayor flexibilidad para que los gastos se flexibilicen en función de las ventas o la producción.
  • Experiencia: puedes contar ya con empresas que tienen procesos de trabajo estandarizados y probados, donde simplemente tienes que delegar el servicio y olvidarte de todo.

Desventajas de la externalización en los servicios de entregas

  • Imposibilidad de controlar los procesos internos y costes de la empresa. Debes adaptarte a su forma de trabajar, lo cual reduce tu competitividad de cara a tus clientes. No puedes operar con la reducción de los tiempos de entrega o reducción de costes de envío sin reducir tus márgenes de beneficio.
  • No puedes dar visibilidad a tu marca a través de tu propia flota de vehículos con información y logotipo de tu empresa.
  • Se hace más compleja la gestión de devoluciones y logística externa, ya que dependes de un actor externo.

Ventajas y desventajas tipo servicio de entrega a clientes

¿Qué opción es mejor, crear tu servicio de entrega o un proveedor externo?

Lo cierto es que hoy día muchas empresas apuestan también por soluciones mixtas, no necesariamente hay que elegir entre proveedor externo o servicio de entregas propio.

De hecho, hay buenas opciones tanto en un lado como en otro, hay que estudiar en profundidad cuál es tu mercado, tus necesidades logísticas y los costes que estás dispuesto a asumir.

Las soluciones mixtas pueden pasar por la externalización de determinadas entregas. Por ejemplo, entregas al extranjero, o delegar el transporte, pero gestionar tu propia red logística sin recurrir a un operador externo.

Evidentemente la opción de tener tu propio servicio de entregas te va a aportar una ventaja competitiva y es ideal para que no dependas de ningún proveedor externo y puedas gestionar desde tu propia compañía este área tan importante del negocio.

No obstante, desde tu compañía debes calcular los costes, detectar las oportunidades y analizar los riesgos que te puede aportar tanto una modalidad como la otra.

¿Y tú, tienes un servicio de entregas propio, o utilizas un servicio externo?