Por qué tu empresa debe apostar por la formación para su crecimiento

Por qué tu empresa debe apostar por la formación para su crecimiento

La formación de los empleados es un factor estratégico que puede contribuir al desarrollo y crecimiento de una empresa. La gestión del capital humano implica no tan sólo cubrir la gestión administrativa de los empleados de la organización, sino trabajar a fondo en el liderazgo y la mejora de las habilidades y competencias de los trabajadores.

¿Por qué una empresa debería apostar por la formación de los empleados, a través de programas como el Master de Ventas y Gestión Comercial en Valencia?, ¿en qué puede beneficiar a la rentabilidad, la productividad o la gestión de una empresa el hecho de que sus trabajadores puedan aumentar la formación? En este artículo vamos a tratar de desentrañar estas ideas.

Por qué es importante que tu empresa invierta en la formación de los trabajadores

En la sociedad del conocimiento, el capital humano es uno de los activos más importantes para una organización desde el punto de vista estratégico.

Tengamos en cuenta que todo cambia, que las nuevas tecnologías llevan a las empresas a implementar nuevos procesos internos y que el talento y el liderazgo es esencial hoy día para afrontar cualquier tipo de situación nueva.

En este sentido, las empresas no pueden simplemente conformarse con la “photo finish” de un currículo, ya que la formación continua es esencial para hacer frente al cambio. Lo que sabemos hoy puede quedarse obsoleto en cinco o diez años, por lo que es imprescindible tener un enfoque tenga en cuenta la velocidad a la que transcurren los cambios en el mercado hoy día.

Las empresas deben invertir en la mejora de los conocimientos y habilidades de sus empleados, de la misma manera y con el mismo empeño en el que invertirían en nuevas herramientas o nueva maquinaria.

qué beneficios se obtiene al invertir en la formación de los empleados

Qué beneficios tiene invertir en la formación de los empleados

Tengamos en cuenta que nuestros empleados estén dedicando lo mejor de su tiempo a trabajar en exclusiva para nuestra empresa.

Eso implica que van a tener una experiencia, una visión del mercado y un conocimiento especializado del área que les convierte en un activo esencial para nuestro negocio. Un activo que hay que cuidar y mejorar a lo largo de los años.

¿Qué beneficios aporta a la empresa invertir estratégicamente en la formación?

1. La formación es de vital importancia para tener visión estratégica

Todos los directores de departamento y personas que están en un alto puesto de responsabilidad, deben enfrentar decisiones todos los días. Esas decisiones pueden tener una influencia enorme en el desarrollo de la empresa, pero deben estar bien encaminadas. La realidad, por lo general, no suele ser previsible, por lo que debemos entrenar nuestros criterios para la toma de decisiones.

Cuando entrenamos nuestra capacidad para tomar decisiones empresariales, mejoramos nuestra visión de negocio, o visión estratégica. Podemos adoptar el rumbo adecuado para nuestra empresa, teniendo en cuenta todos los factores que entran en juego. Aprender a pensar, a gestionar y a dirigir es vital para el futuro crecimiento de la empresa.

2. Los empleados de hoy serán los líderes de mañana

Algunos de los empleados que actualmente trabajan en tu empresa serán los líderes de mañana. Pasarán a desempeñar un puesto de responsabilidad, o se convertirán en directores del departamento, o incluso tendrán un peso muy significativo en el organigrama de la empresa. Por tanto, debemos prepararles con la formación y los recursos necesarios para preparar paulatinamente su evolución como empleados.

Debemos tener en cuenta que todo lo que invirtamos en ellos lo vamos a recuperar en el futuro, en la medida en que el empleado aumenta su compromiso con la empresa y ve que existen posibilidades de ascenso y mejora salarial.

3. Es esencial para mejorar en áreas específicas

La formación te permite hacer de una manera más rápida y eficaz realidades que aprenderías mucho más lentamente por el método de ensayo-error. Es decir, puede reducir tu curva de aprendizaje. Eso puede llevarte, sin ir más lejos, a ahorrar miles de euros porque la mejora de tus conocimientos te ha llevado a tomar decisiones más certeras y cometer menos errores, por lo que has llegado antes al punto al que deseas llegar.

En un área por ejemplo como el marketing digital, tener una visión de los problemas de fondo te ayudará a implementar mejores estrategias de marketing, lo que ayudará a la empresa a obtener más ventas, generar más ingresos o posicionarse de manera estratégica en un mercado que tendrá una influencia decisiva sobre su futuro.

4. Estructurar el conocimiento adquirido

Acudir a un Master formativo te puede ayudar también a estructurar un conocimiento que hasta ahora sólo has manejado de oídas. La diferencia entre tener un método y una manera de abordar los proyectos a hacerlo de manera improvisada y espontánea puede ser determinante para el éxito de tus acciones en tu área o departamento.

Esto también te permite mostrar de cara a tus potenciales clientes que tu equipo tiene la formación necesaria para llevar a cabo sus proyectos de manera profesional, acertada y eficaz.

5. Aumentar la competitividad de la empresa

El aumento de la competitividad es sin duda uno de los objetivos de la gestión del capital humano y la formación de los trabajadores. Cuando una empresa aumenta en talento, tendrá más posibilidades de posicionarse mejor que sus competidores, ya que ahora posee un conocimiento y una capacidad de toma de decisiones que les sitúa un punto por delante en el mercado.

La formación de prestigio permite así que los empleados de una empresa puedan acceder al conocimiento, la experiencia y habilidades de profesores de su área, que trabajan con grandes proyectos y grandes entidades y pueden mostrarles una visión empresarial para llevar a cabo mejor tus objetivos de negocio.

A continuación mostramos una infografía sobre las razones por las que la empresa debe promover la formación entre sus empleados.

Infografía 5 Razones para apostar por la formación en las empresas

Conclusión

Ante el panorama cambiante del mercado actual, la formación ha dejado de ser una mera línea en el currículo para convertirse en un valor añadido que contribuye a aumentar el valor de la marca de la empresa y el valor del negocio.

En lugar de seguir remando en una misma dirección que se ha mostrado errónea, el conocimiento te ayuda a ser más productivo y tomar las decisiones estratégicas que necesita tu empresa para que puedas ahorrar costes, incrementar beneficios, mejorar la gestión de la organización y de los procesos internos y, en general, generar un mejor y más profesional ambiente de trabajo.

Si tienes una empresa y quieres apostar por la formación de calidad, infórmate ya de las condiciones y características del Master de Ventas y Gestión Comercial, que organiza la Cámara de Comercio de Valencia.