Cómo diseñar la ficha de producto perfecta

Cómo diseñar la ficha de producto perfecta

La ficha de un producto es la vía más importante que tiene un negocio para conectar con su público objetivo y que se conviertan en clientes. La ficha de producto perfectamente elaborada es un requisito esencial tanto para negocios en el ámbito físico u online, y por supuesto como una herramienta clave del Trade Marketing 

Por ejemplo, la ficha cumple en un ecommerce un papel trascendental ya que en un espacio  reducido como es una sección del sitio web, deben aparecer todas las funciones de una tienda real: escaparate, dependiente, ambiente, etc.

Cada vez más tiendas físicas deciden tener también un espacio online, ya que la compra por internet aumenta cada vez más. El e-commerce se está volviendo una decisión casi obligatoria para cualquier empresa comercial que quiera sobrevivir en la era digital.

Saber destacar y posicionarse en Internet, y mantener una atención al cliente que esté al nivel de la que somos capaces de ofrecer en un espacio físico es complicado. Por eso es importante dominar todos los factores que influyen en captar a un cliente mediante la presentación de un producto atractivo que contenga la información necesaria que resuelva tanto sus dudas como necesidades, y que finalmente realice la compra.

En este artículo, iremos viendo todos los elementos que han de cuidarse a la hora de elaborar la ficha de un producto. Primero, veremos aquellos que no pueden faltar desde un punto de vista comercial; después, ampliaremos hacia otros elementos para dar un paso más hacia el logro de más ventas y, para finalizar, acabaremos con unos consejos finales para la optimización de la información que debe contener una ficha de producto perfecta.

¿Cuáles son los elementos clave de la ficha de un producto?

En la siguiente infografía podemos ver un pequeño ejemplo de una ficha de producto.  A continuación, indagamos en cada uno de los elementos y entendemos la importancia de cada uno de ellos.

Ejemplo Ficha de Producto - Reloj

Imagen del producto

O, mejor dicho, imágenes. La imagen del producto va a ser lo primero que entre por los ojos de nuestro usuario. Por ello, es esencial que tenga una buena calidad y que muestre la mejor versión del producto.

Hablamos de imágenes porque, de manera general, lo recomendable es mostrar varias fotos desde distintas perspectivas. Una opción a mayores es la posibilidad de hacer zoom. Dependiendo del tipo de producto podemos contemplar si esta opción es necesaria o no.

Descripción básica del producto

En este apartado debe estar incluida la información más relevante. En este punto – aunque debemos hacerlo siempre – es necesario tener muy en mente que la información ha de ser relevante para el usuario y para el SEO si queremos que estas páginas se posición en en los primeros resultados de búsqueda en Google. Por ello, es muy esencial incluir aquí las keywords o términos de búsqueda que utilizan nuestros clientes potenciales.

Un error en el que podemos caer es poner textos demasiado genéricos. Algunas empresas incluso copian la descripción que les ha dado el distribuidor. Está demostrado que el valor de un buen texto influye mucho en la compra. Aunque solo sean una o dos líneas, es muy recomendable dedicar un tiempo a estos textos para hacerlos especiales y amables para el usuario, utilizando nuestra creatividad al máximo.

Precio

Muchas tiendas online cometen el error de ocultar el precio al usuario. Estas empresas piensan que, al no poner el precio en la ficha, están guiando al cliente hacia la solicitud de más información. De esta manera, creen que captarán su atención y su interés, pero lo cierto es que los consumidores no funcionamos así.

Tanto al consumidor digital como en espacios físicos le gusta que se lo pongan fácil y no quiere sentirse engañado ni coaccionado. Si no ve el precio, lo más seguro es que vaya a otra tienda o  página web, puesto que Internet y el ámbito comercial offline está lleno de opciones, y la competencia es elevada.

Incluir el precio en un lugar visible es lo más honesto que podemos hacer por nuestros consumidores. De la misma manera, tenemos que incluir cualquier rebaja, oferta o alteración que pueda sufrir el precio.

Con respecto a la posición del precio dentro de la ficha, depende.  Lo más común es ponerlo lo más arriba posible, pero en los casos en los que la selección del producto sea interactiva o el precio varíe en función de color u otras características, puede estar más abajo.

Enlace a otros productos

Aquí tenemos dos opciones: enlazar con productos relacionados o enlazar con productos estrella.

La primera opción, de cara al usuario, puede ser muy útil ya que ayuda y guía al cliente a ampliar su compra. La segunda opción, de enlazar con los productos estrella, es una acción comercial definida con anterioridad eligiendo qué productos nos interesan vender teniendo en cuenta el stock, el margen o las tendencias en cuanto a qué un producto en concreto esté de moda.

Ambas opciones son efectivas para incrementar el ticket de compra y por tanto el beneficio de cada transacción comercial en concreto,  y así contribuir al logro de los objetivos definidos en el plan de comercial con el uso del conjunto de técnicas de control de ventas.

Opiniones

Es cierto que las opiniones no son un elemento imprescindible. Pero suele ser una ayuda importante para los usuarios y un elemento de fiabilidad.

Cuando un producto tiene opiniones especialmente positivas, incluirlas en un lugar muy visible puede impulsar mucho las ventas, ya que genera mucha confianza leer reseñas de otros clientes que avalan la calidad o la utilidad de producto.

Los comentarios de otros clientes también dicen mucho de una marca. De la misma manera, el modo en el que la propia marca gestiona las críticas puede volverse totalmente en su contra o ser una gran fortaleza. En este sentido siempre hay que utilizar la transparencia y una actitud de cercanía que transmita los valores de la empresa o marca. Se trata de aprovechar cualquier oportunidad para realizar acciones de branding que beneficien a la empresa e incrementar la fidelización de nuestros clientes.

Otra información

  • Situación del stock. Debe quedar claro si hay suficientes unidades en stock, pues puede ayudar al cliente a decidir el momento de su compra. En el caso de que el producto no esté disponible, podemos dar la opción de recibir información vía email cuando se reciba en los almacenes.
  • Detalles Técnicos. Siempre deben definirse en un formato agradable a la vista y fácil de leer, como, por ejemplo, a través del uso de tablas o enumeraciones. Esta información es especialmente importante en maquinaria o productos para el hogar.
  • Interacciones con el usuario. Nos referimos aquí a incluir la opción de compartir el enlace a través de Whatsapp, mail o redes sociales. Esta opción debemos valorarla a fondo identificando si nuestros clientes la utilizan según nuestro modelo de negocio. Puede ser muy útil y eficaz para que los usuarios lo compartan a través de las redes sociales lo que puede generar difusión del producto y como consecuencia aumentar las ventas.
  • Detalles de entrega. Cuando decidimos comprar algo tanto en el medio Offline como en el Online, el tiempo que tardará en llegar a nuestras manos influye mucho. Tanto que, en algunas ocasiones, es lo primero que miramos o preguntamos. Dar esta información de la forma más veraz es imprescindible.
  • Garantía de devolución. Esta opción tendrá que ver con la confianza que aportemos a nuestro consumidor y, por tanto, con nuestra imagen de marca. La garantía afecta mucho a la percepción del cliente sobre el producto y su decisión de compra.

¿Qué otros elementos podemos incluir?

Si queremos dar un paso más, aún hay otros elementos que podemos incluir en nuestra ficha según las últimas tendencias en comercial y ventas. Aunque no son excesivamente comunes, algunas empresas sí que deciden incluirlos, ya que puede marcar la diferencia y despertar la atención de nuestro público. ¿Cuáles son estos elementos?

Vídeos

Los vídeos pueden ser muy útiles en algunas ocasiones. Por ejemplo, en el caso de las prendas de ropa, nos pueden ayudar a tener una visión más completa y percibir ciertos detalles que no vemos en una foto.

Otra posibilidad, más relacionada con productos tecnológicos, es incluir un tutorial o manual de instrucciones audiovisual.

Los vídeos pueden llegar a ser una herramienta muy potente. Si somos creativos a la hora de utilizarlos, pueden ser un canal por el cual generar engagement con los consumidores.

Selectores

Los selectores son elementos que deben aparecer siempre y cuando el producto lo requiera. Podemos encontrarlos de distintos tipos: selectores de tallas, de colores, de capacidad o de cualquier característica que tenga el producto en cuestión.

Ejemplo de Ficha de Producto Mochila Completa

Esta captura de pantalla viene del E-commerce por excelencia: Amazon, cuyas fichas de producto analizaremos a continuación.

¿Qué ejemplos de ficha de producto han triunfado?

El caso de Zara.

La ficha de producto tiene que ser acorde con la estrategia de marketing. Y eso es lo que hace exactamente Inditex. Como podemos ver en la siguiente imagen, Zara tiene unas fichas de producto que destacan por su sencillez.

Ficha Producto Ejemplo Zara

Aunque pueden parecer demasiado simples, su éxito reside en que van muy alineadas con la imagen de marca. Zara es una marca que invierte muy poco en publicidad al uso, pero eso no significa que no inviertan en publicidad. De hecho, hacer otro tipo de publicidad es parte de su estrategia. La manera en la que se comunica con su público transmite perfectamente esa elegancia y minimalismo que caracterizan a la marca, plasmados en la ficha de producto.

El caso de Amazon.

Un ejemplo muy distinto es el de Amazon. Como hemos visto antes, sus fichas de producto muestran bastante información. Sus fichas incluyen casi todos los elementos nombrados. Lo que Amazon transmite es conocimiento y dominio de sus productos.

Llegados a este punto, podemos plantearnos: ¿qué ficha de producto es mejor, la de Amazon o la de Zara?

No podemos darte una respuesta contundente. Lo que hacen bien ambas marcas es alinear el estilo de la ficha de producto a su imagen de marca y encontrar su propio estilo. Para llegar a hacer esto exitosamente, es importante un trabajo previo de investigación, ensayo y error.

Consejos finales para una buena ficha de producto

Para finalizar y quedarnos con las ideas más importantes, hagamos un último repaso por aquellos aspectos que no podemos olvidar para elaborar una ficha de producto efectiva para generar ventas.

Lo primero que debemos hacer es sintetizar y seleccionar la información prioritaria. Así, no cometeremos el error de cederle espacio virtual a información secundaria. Después, podemos seguir añadiendo nuevos elementos, pero siempre siguiendo un orden de importancia. Para ello, podemos hacernos la siguiente pregunta: ¿qué necesito saber, como consumidor, para hacer una compra de un determinado producto?

Otros aspectos que no podemos olvidar es el diseño de la ficha de producto. Si nos es posible, lo mejor es utilizar un Responsive Design: un diseño adaptado a todos los dispositivos y que conserve también la sintonía con las fichas de productos utilizadas en la tienda física si existe.

Y por último, no olvidar que la información de la ficha expuesta en un producto debe estar completa, veraz y entendible. El cliente debe comprender las funcionalidades del producto y obtener una visión clara de solución a su problema o necesidad.