Qué es el SEO y su importancia para las empresas

Qué es el SEO y su importancia para aumentar la visibilidad de las empresas en Internet

¿Qué es el SEO? Para algunos negocios online constituye una verdadera pesadilla, mientras que otros lo conciben como una oportunidad de oro para ser visibles en Internet y generar nuevos clientes.

Vamos a ver qué hay de cierto en todo esto ahondando en la definición de posicionamiento SEO y en la importancia que tiene para las empresas con presencia digital.

¿Qué es el SEO?

El SEO (Search Engine Optimization), también conocido como posicionamiento orgánico o natural, es un conjunto de técnicas cuyo objetivo es optimizar la visibilidad de un sitio web en los motores de búsqueda, siendo Google el más relevante a nivel mundial. Estas acciones se pueden llevar a cabo dentro del propio sitio web optimizando código interno o contenido (SEO On-Page), o fuera del sitio web construyendo enlaces entrantes y señales sociales (SEO Off-Page).

Seo On Page y Seo Off Page

Las estrategias SEO están destinadas a mejorar la posición del sitio web en el ranking de las páginas de resultados, llamadas SERPs, para palabras clave relevantes que atraigan la atención de los clientes potenciales y accedan así al funnel o embudo de ventas.

Sin duda, el posicionamiento SEO es una de las estrategias de marketing digital más importantes dado que permite incrementar la visibilidad y aumentar el número de visitas que llegan desde buscadores (tráfico orgánico). En definitiva, el SEO implica más oportunidades para convertir clientes potenciales en clientes.

Pero, ¿qué señales tiene en cuenta el Google para indexar y clasificar un sitio web en sus SERPs? La respuesta puede sorprenderte: más de 200. Y lo más “divertido” es que estos factores de posicionamiento están en constante evolución.

El objetivo de Google es ofrecer la respuesta más útil a las búsquedas del usuario y para lograrlo su algoritmo está en continuo aprendizaje. Por este motivo, los expertos en SEO deben estar al tanto de las últimas actualizaciones del algoritmo para continuar compitiendo por los primeros puestos del buscador.

¿Cuáles son los factores cruciales del SEO?

Como hemos anunciado, Google valora más de 200 señales para clasificar a un sitio web en su ranking de resultados. No obstante, podemos identificar los 3 factores de posicionamiento más relevantes en 2019.

1. Contenido

El contenido es el pilar sobre el que se asienta el SEO. Sin contenido es prácticamente imposible que un sitio web posicione en buscadores. Para que un contenido sea efectivo debe ser relevante, útil e interesante para el usuario respondiendo a su intención de búsqueda. Además, un contenido de calidad genera enlaces de forma natural y anima a que el usuario lo comparta incrementando las señales sociales.

A la hora de crear el contenido es necesario tener en cuenta las palabras clave o keywords, es decir, los términos que el usuario teclea o pronuncia en el buscador para obtener sus respuestas. “Restaurante italiano en Madrid” sería un ejemplo de palabra clave.

Un estudio de palabras clave es la base de la creación de contenido ya que sin él andaríamos a ciegas. Una vez que las keywords están identificadas es necesario situarlas en lugares estratégicos de la web como los encabezados H1 y H2, la URL o la meta etiqueta Title.

2. Experiencia de usuario

La experiencia de usuario está en relación con Rankbrain, el algoritmo de aprendizaje automático basado en la Inteligencia Artificial que Google emplea para ayudar a ordenar y mejorar los resultados de búsqueda.

Google avanza cada día para comprender mejor las intenciones de búsqueda y adaptar los resultados en consonancia. El sitio web que ofrezca la respuesta más útil y por el que sea más sencillo navegar es el que se ganará el favor del usuario y, por ende, el de Google, que lo posicionará mejor.

Estadísticas como la tasa de clics, el porcentaje de rebote o el tiempo de permanencia en página pueden ayudarnos a saber el grado de satisfacción del usuario con un sitio web. Asimismo, si la experiencia de usuario es buena, es más probable que el visitante se anime a dejar un comentario valorando de forma positiva el contenido o lo comparta en sus redes sociales potenciando la relevancia de la web ante Google.

3. Rendimiento

El rendimiento de un sitio web es clave para el posicionamiento SEO ya que, si es óptimo, la experiencia de usuario aumenta. En este sentido, cobra importancia la velocidad de carga. Los usuarios esperan una media de 5 segundos a que un sitio web cargue. Si no lo hace en ese tiempo, abandonan la página en busca de otro resultado.

La usabilidad móvil también es primordial. En pleno 2019, cuando alrededor del 60% de las búsquedas se efectúan desde dispositivos móviles, es imprescindible que un sitio web cuente con un diseño responsive, es decir, que se visualice de forma correcta desde cualquier aparato ya sea un PC, un smartphone o una tablet.

Factores Clave de SEO

¿Por qué es importante el SEO para una empresa en Internet?

Imaginemos que tenemos un negocio situado en una bocacalle del Paseo Don Juan de Austria de Valencia, una de las principales arterias comerciales de la ciudad. ¿Qué sucede? Que no entran a la tienda ni la mitad de clientes que lo harían si el local estuviese situado en el mismísimo paseo que hemos citado.

Algo muy parecido sucede con los buscadores. Todo el mundo quiere aparecer en la primera página de Google porque con ello las posibilidades de que un usuario acceda al sitio web se disparan. En cambio, aparecer en segunda, tercera o cuarta página reduce drásticamente la llegada de tráfico orgánico, es decir, de los visitantes que acceden desde un buscador.

Dos cifras a este respecto realmente contundentes: más de un 30% de los clics van al primer resultado orgánico de Google, mientras que el 95% de los usuarios nunca pasan de la primera página de resultados.

Si un negocio desea ser visible para sus clientes en el entorno online necesita aparecer en los puestos más altos del ranking de los motores de búsqueda. Este es el principal motivo por el cual el SEO se ha convertido en un ingrediente básico para el éxito de cualquier empresa en Internet.

La visibilidad es lo que persiguen las empresas que invierten en SEO. No obstante, esta no es la única ventaja del posicionamiento orgánico, sino que conlleva otra serie de beneficios como la credibilidad.

Cuando Google valora que el sitio web de una empresa es relevante y digno de aparecer entre los primeros resultados, en la mente del consumidor se refleja la idea de que ese negocio es de fiar. De esta manera, los usuarios están más predispuesto a depositar su confianza, y con ella su dinero, en una empresa que está posicionada en Google.

Por otro lado, el SEO es una de las herramientas de Inbound Marketing con mejor ROI. El SEO atrae visitas y no irrumpe en la vida del consumidor a través de un anuncio, por ejemplo. De esta forma, cuando el usuario tiene un problema acude a Google para resolverlo y si la empresa ha hecho un buen trabajo SEO, aparecerá entre las primeras posiciones como posible solución para el cliente. La gran diferencia respecto a otras técnicas es que el SEO genera visitantes de forma orgánica sin necesidad de invertir en publicidad.

Hay que tener en cuenta que el SEO es una inversión rentable a medio y largo plazo. Aunque es posible ver resultados de forma rápida en función del nicho de negocio, el plazo medio para que un sitio web posicione está en torno a los 6 meses.

Ahora bien, el SEO no es la panacea de las empresas que pelean en el entorno digital. Es un mecanismo más para hacerse visibles, pero de nada sirve atraer visitantes si un sitio web no es capaz de generar conversiones y aquí es donde entran en juego otras estrategias como el diseño web o el copywriting.

En definitiva, los negocios que comprendan la importancia del SEO y apuesten por él son los que marcarán la diferencia y se situarán por encima de su competencia.