Qué es SEO y SEM, diferencias

Diferencias entre SEO y SEM

Conseguir una buena visibilidad en Google es el sueño de cualquier empresa con página web. Uno de los objetivos principales de la estrategia de Marketing Digital de una compañía es alcanzar un buen posicionamiento en los resultados de búsqueda. 

Si estás familiarizándote con estos términos y empezando tus andaduras en el mundo de la Revolución 4.0, esto te interesa. ¿Qué es el SEO? ¿Qué es el SEM? ¿Cuáles son sus diferencias? ¿Cómo puedo alcanzar las primeras posiciones en el buscador de Google?

En este post, te explicamos todo lo que debes saber sobre estas disciplinas de Marketing Digital. También te contamos algunos trucos para que puedas empezar a poner estrategias de SEO y SEM en práctica.

¿Qué es el SEO? Significado, posicionamiento y análisis

Pensemos por un momento en cuáles son los objetivos que buscamos al abrir un sitio web. Ya sea que tienes una página web empresarial o un blog, posiblemente te gustaría ganar dinero con ella. Para monetizar una página web lo esencial es conseguir visitas.

Los motores de búsqueda son la mejor vía para atraer tráfico a nuestro sitio web. Aquí es donde entra en juego el SEO (Search Engine Optimization). Según Wikipedia, su definición es la siguiente:

Definición SEO según Wikipedia

Lo primero es entender cómo funciona el robot de Google. Así, podemos aprender a generar “contenido de valor”. Es necesario saber que el robot de Google se basa en un rastreo continuo. Una vez que el robot rastrea un sitio web, el contenido pasa a formar parte de un índice. Este índice es una enorme base de datos con miles de millones de páginas.

Cuando tu página está indexada, el algoritmo de Google utiliza ciertos criterios para evaluar cada sitio web. A partir de ahí, se crea una especie de ranking según distintos factores. Por un lado y según la consulta que realicen los usuarios, el algoritmo decide qué sitios web van antes y después en las SERPs (Search Engine Results Page) o páginas de resultados de búsqueda.

Seamos sinceros, ¿quién va más allá de la página 2 cuando hace una búsqueda en Google? En este hecho reside la importancia del SEO, en lograr que un sitio web se muestre en los primeros resultados.

En resumidas cuentas, Google debe reconocer tu sitio web como valioso para el usuario. Si lo hace, elevará tu visibilidad y te cederá mejores posiciones. Así de sencillo.

Ahora bien, ¿qué es lo que valora Google?

Se basa en muchos criterios que básicamente podrían recogerse en dos categorías: On Page y Off Page. Estos conceptos tienen que ver con la calidad del contenido de la propia web y su presencia en el exterior, respectivamente.

De manera sintetizada, vamos a ver qué necesitas incluir en tu página web para conseguir una buena valoración por parte del robot de Google.

Factores clave para Google en el posicionamiento SEO

  • Popularidad. Esto se mide a través de las veces que se comparte una página web, la experiencia del sitio, etc.
  • Imágenes y vídeos. Publicar contenido multimedia es esencial. También es importante marcar con etiquetas el contenido que subimos.
  • Uso de palabras clave. Las keywords son un concepto esencial para el SEO, y son aquellas palabras que usa la gente para buscar sobre un determinado tema. Por ejemplo, si tienes una empresa del sector retail, seguramente debas incluir en tu página palabras como ‘ropa’, ‘moda’, o incluso ‘zara’. Así, Google asociará tu contenido como relevante y cuando una persona introduzca una de esas palabras en el buscador, tu web se mostrará.
  • Las urls han de ser sencillas y descriptivas. Piensa que además de escribir para el usuario, lo hacemos para un robot.
  • Títulos. Cuanto más claros, cortos y concisos, mejor. Los títulos y subtítulos de un texto suelen marcarse con las etiquetas H1, H2, H3
  • Los enlaces son una variable esencial. Tanto los que incluimos en nuestros propios textos que destinan a páginas internas y externas, como los que aparecen en otros lugares que dirigen hacia nuestro sitio web. El primer tipo de enlaces formaría parte del SEO On Page y el segundo del Off Page. Además, es muy importante cuidar el anchor text, que es el texto que aparece en otro color y sobre el que hacemos click para dirigirnos al enlace.

Ahora que ya sabemos lo que premia Google, vamos a dirigirnos al extremo contrario. Hay ciertas acciones que Google considera como negativas y las penaliza.

¿Qué castiga Google?

La manera en la que Google penaliza es disminuyendo la visibilidad del sitio web.  De esta manera, si consigues los fallos siguientes, significa que disminuirá tu posición en el índice registrado. Aquí puedes ver todo lo que no tienes que hacer:

  • Obviamente, plagiar. El contenido duplicado disminuirá mucho la calidad de tu página. En muchas ocasiones, aunque no estemos plagiando directamente, podemos dar ‘positivo’ dado que utilizaremos frases o compendios de palabras muy similares a nuestros competidores. Para asegurarnos de no dar plagio, podemos utilizar herramientas gratuitas como Plagium o Copyscape.
  • La compra de enlaces y el negocio con el SEO en general. A Google le gusta que el contenido y los enlaces surjan de manera natural (orgánica), por lo que penaliza estas prácticas. Sin embargo, en muchas ocasiones la gente prefiere arriesgarse y comprar enlaces para su posicionamiento, dado que es complicado que Google lo descubra.
  • Que la velocidad de carga sea baja y que predomine el fallo “Error 404”.

Estos son algunos de los errores que deberíamos evitar. Tener estos factores en cuenta es imprescindible para mantener la visibilidad en el buscador, lograr visitas a nuestra web y, en definitiva, conseguir los objetivos que hayas marcado en tu estrategia SEO.

SEM: ¿Qué es y cómo funciona?

Las siglas proceden de Search Engine Marketing. Generalmente, el término se refiere a todas las acciones enfocadas a ganar visibilidad a través de anuncios de pago.

El SEM, al igual que el SEO, está relacionado con las palabras clave. Cuanto más importante y popular sea una keyword, mayor es su coste. El SEM conlleva llevar a cabo pujas por estas palabras clave, y también tener en cuenta otros índices como el Coste Per Click (CPC).

El principal detractor del SEM es que suele conllevar inversiones bastante altas. Además, forma parte del marketing disruptivo o intrusivo, que no suele calar bastante bien entre algunos usuarios.

Entre sus puntos fuertes está que nos permite hacer segmentación y llegar a públicos muy concretos y relacionados con nuestro target ideal.

Diferencias entre SEO y SEM

Al comenzar a manejar estos conceptos tan determinantes en el marketing digital, solemos preguntarnos, ¿es algún posicionamiento mejor que otro? ¿en qué estrategia debería centrarme?

La realidad es que ambos, SEO y SEM, son igual de útiles y ninguno suplanta al otro. Dependiendo del carácter de tu empresa o sitio web, quizás debas darle más o menos importancia a uno u otro posicionamiento.  Pero al igual que en inversiones y gestión de carteras, hay que saber diversificar. Siempre es recomendable combinar ambas fuerzas.

Como es de esperar, cada posicionamiento tiene unas ventajas y unos beneficios. Por ejemplo, conseguir una buena visibilidad a través del SEO permite que el usuario nos vea realmente como un sitio web de calidad, ya que aparecemos en su buscador sin la etiqueta de publicidad.

Por otro lado, si necesitamos hacer pruebas y hacer cambios sobre nuestros mensajes publicitarios, el SEM es bastante más flexible que el SEO, que suele conllevar un proceso de trabajo y optimización más lento y sostenido en el tiempo.

En la infografía que mostramos a continuación, puedes ver a modo de resumen las principales características entre SEO y SEM.

Infografía - Diferencias entre SEO y SEM

Si deseas ser un experto en SEO y SEM, en el Master de Marketing Digital en Valencia aprendes de la manera más efectiva todas las estrategias y acciones necesarias para optimizar un sitio web.