Claves para emprender con éxito

Claves para emprender con éxito tu propio proyecto de negocio

Emprender en la actualidad es un reto y una decisión importante en la vida de muchas personas.  Si tienes una idea de negocio, que quieres hacer realidad debes tener en cuenta ciertos aspectos claves para conducir tu proyecto hacia el éxito.

En la actualidad, emprender requiere que la idea de negocio tenga un desarrollo en el ámbito online y offline para ganar visibilidad y acceder a un número mayor de clientes potenciales.

En el escenario online hay que entender o tener una visión amplia de todas las disciplinas digitales para conseguir un resultado óptimo que permita que las acciones que se generen tengan como objetivo la rentabilidad y sostenibilidad del negocio.

Por tanto, uno de los factores más relevantes es identificar los posibles problemas que pueden afectar al proyecto empresarial, por lo que se convierte en una obligación estar en posesión de una visión de 360º que nos conduzca a un buen resultado.

¿Cuáles son las claves para que un modelo de negocio tenga éxito?

Antes de lanzarse a la aventura de emprender debemos tener claros unos conceptos y obtener una visión global y precisa sobre la viabilidad del proyecto.

Por tanto, debemos definir previamente las claves o los pilares básicos del modelo de negocio para que las probabilidades de éxito aumenten y animen a hacerlo realidad.

Entre los pilares básicos más importantes están:

1. Precisar quiénes son los clientes. Para que el  proyecto empresarial tenga durabilidad en el tiempo,  es fundamental que esté orientado hacia un grupo de consumidores determinado con unas necesidades concretas a satisfacer.

Identificar quiénes van a ser nuestros clientes es un aspecto clave para definir los medios y canales por los que nos vamos a comunicar y dirigir a ellos.

Para conocer a nuestros clientes es recomendable realizar estudios de mercado, encuestas cualitativas y cuantitativas para obtener la máxima información sobre sus hábitos, gustos, preferencias, características sociodemográficas, etc. Contar con una radiografía nítida del perfil de cliente nos permitirá acertar en los mensajes que lancemos para que conozcan y compren nuestros productos.

2.  El segundo pilar básico es tener un producto o servicio que genere valor a un grupo determinado de consumidores. El valor debe ser lo suficientemente atractivo y útil para convencer a nuestro público objetivo a pagar por obtener ese beneficio.  Por otro lado, debe distinguirse entre otros productos que ya existan en el mercado con algún beneficio o atributo especial para que un cliente elija nuestra propuesta y no otra ofertada por la competencia.

3. Diseñar las acciones sobre cómo vas a llegar a tus clientes para que conozcan tu producto. Para trasladar la propuesta de valor a los consumidores debemos planificar y conocer los canales más adecuados a utilizar por la empresa para informar y contactar en los diferentes momentos del proceso de compra.

Los canales deben cubrir los momentos claves de la relación con los clientes y en función de éstos elegir uno o varios de ellos. Entre los momentos claves de la relación con los clientes, podemos determinar la fase de información, de evaluación, de compra, de entrega de producto, de la fase de post venta, etc.

4. Definir el tipo de relaciones que vas a tener con tus clientes. Un negocio tiene que mantener una relación fluida, constante y efectiva con sus clientes o con el nicho de mercado al que dirige su propuesta de valor.

Establecer el tipo de relación se debe hacer en función del momento o de la fase de compra en que se encuentra el cliente.

Como ejemplo, podemos citar que la asistencia personal puede ser importante en ciertos modelos de negocio y especialmente puede considerarse un valor añadido para diferenciar ese producto de otro ofrecido por la competencia. Podemos facilitar ciertas formas de contacto a nuestros clientes ( nº de teléfono, email, chat) y  que el servicio de atención al cliente esté gestionado por personal cualificado dispuesto a ayudar y ofrecer soluciones de forma rápida y oportuna.

5. Cómo se va a ganar dinero o cuáles son las fuentes de ingresos es otro de los puntos clave de un modelo de negocio.

Las empresas necesitan que los clientes estén dispuestos a pagar por los productos o servicios que ofrecen. Estas fuentes de ingresos pueden ser distintas dependiendo de los mercados en los que desarrolle su actividad la empresa o de los segmentos a los que se dirija.

En un negocio digital, por ejemplo, existen diferentes formas o fuentes de ingreso como pueden ser las ventas de productos con pago mediante pasarela de pago virtual, pago de una cuota por uso de un software, suscripción a un medio digital en el que se perciben ciertos servicios, ingresos por publicidad, etc.

6. Tener identificados los recursos claves de los que depende tu negocio. Esto es esencial para poner en marcha el negocio y que sea viable.

Tradicionalmente los recursos claves eran físicos (edificios, maquinaria, etc.), intelectuales (patentes, propiedad intelectual, etc.), humanos, (personas que forman los equipos de trabajo) y económicos (financiación, efectivo, etc.).

En los negocios digitales debemos sumar dos recursos más específicos que son claves. Por un lado, está el tráfico o los usuarios que visitan el sitio web.  Por otro lado, y como segundo recurso clave está la tecnología, como soporte para comercializar nuestros productos o porque la misma tecnología es la propuesta de valor.

7. Cuáles son las actividades claves del negocio.

Las actividades claves son las acciones que deben realizarse para que un negocio funcione y pueda ser rentable. Esas actividades deben estar identificadas desde el primer momento. Podemos ver con un ejemplo cuáles serían las actividades claves en un proyecto de ecommerce de venta de relojes: la fabricación de los productos es una primera actividad clave; la gestión de almacén y del stock, se considera otra actividad de importancia para el funcionamiento del negocio y la logística de envío de los pedidos sería la actividad donde se materializa la compra con la respectiva entrega del reloj al cliente final.

8. Saber qué asociaciones son claves para tu negocio.

Los proveedores, los socios y las relaciones que establecemos con ellos puede hacer que el negocio se desarrolle y mejore con el tiempo, o todo lo contrario. Es importante indicar que estas asociaciones claves permiten tener ventajas como acceder a más recursos y reducir ciertos costes y riesgos.

9. Identificar los costes para poder desarrollar la actividad empresarial.

Conocer cada coste en detalle y saber desglosarlos nos permite tener una visión de los gastos y determinarán en muchos casos qué acciones de las planteadas se materializan y cuáles no.

Al conocer detalladamente la estructura de costes en un negocio, podemos plantear la viabilidad del negocio si tenemos una previsión o datos reales del total de ingresos.

Si trabajamos en cada una de las claves señaladas, obtendremos toda la información para evaluar y analizar si tenemos probabilidades de éxito o fracaso en el lanzamiento de nuestro modelo de negocio. Conocer las debilidades o los puntos fuertes facilitará la toma de decisiones estratégicas así como gestionar aquellas áreas en las que no contamos con los recursos suficientes.

A continuación puedes ver una infografía con las claves para emprender con éxito tu proyecto de negocio.

Infografía - Claves para el desarrollo con éxito de un negocio