Planificación acciones en Redes Sociales

Plan de comunicación para Redes Sociales

La llegada de la Revolución 4.0 ha cambiado completamente el paradigma de la comunicación corporativa. Ahora, al definir nuestro plan de comunicación, tenemos que tener en cuenta múltiples canales y soportes. Entre los medios más importantes para la comunicación empresarial se encuentran las Redes Sociales (RRSS).

La RRSS son un nicho de mercado importantísimo para cualquier empresa, no solo para las startups tecnológicas. Además, ya no es sólo asunto de la población joven, sino que su alcance ha llegado a todas las generaciones.

En este artículo vamos a ver todos los aspectos a tener en cuenta a la hora de definir nuestro Social Media Plan.

7 Pasos básicos para diseñar un Plan Social Media

Paso 1: ¿Cuáles son nuestros objetivos?Objetivos de un Plan Social Media

Los objetivos específicos de una estrategia de comunicación en redes sociales deben estar alineados con los objetivos generales de la empresa.

De manera general, lo que buscamos con un Social Media Plan es atraer clientes e incrementar las ventas.

De manera específica, algunos objetivos habituales son:

  • Aumentar y cuidar la presencia, posicionamiento y reconocimiento de la marca en redes sociales.
  • Generar tráfico que dirija hasta una landing page, que puede ser la web empresarial principal, una página en la que se muestre un formulario, una tienda online, etc.
  • Crear engagement con nuevos usuarios y avivar la fidelización con los actuales clientes.
  • Mostrar de manera eficaz campañas y promociones.
  • Reducir costes y aumentar márgenes de beneficio.
  • Mejorar la atención al cliente y la experiencia de relación cliente-producto.

Paso 2: Definición del público objetivo

Definir al público objetivo y segmentar el mercadoPara completar este paso, podemos intentar responder a las siguientes preguntas:

¿A qué tipo de usuarios nos dirigimos? ¿En qué redes están? ¿Qué tipo de contenido digital consumen? ¿Cómo hablan? ¿Qué esperan de la marca?

Una vez definido nuestro target, podemos llevar a cabo una segmentación de mercado. Esto consiste en identificar los tipos de cliente y nichos de mercado que tenemos. Lo ideal sería definir las características de cada grupo e idear distintas campañas o acciones para cada uno de ellos.

La mayoría de las redes sociales tienen un administrador de publicidad de pago que permite segmentar al público objetivo.

Paso 3: ¿Cómo es nuestro mensaje?

El mensaje adecuado para dirigirnos a nuestro cliente potencial o customer personaDeterminar nuestro mensaje significa elegir nuestro tono de voz, los temas de los que vamos a hablar, las palabras clave que queremos utilizar, etc.

Para ello, necesitamos ponernos en el lugar de nuestro cliente ideal o early adopters. Así, somos capaces de pensar qué tipo de contenido de valor podemos aportar a este tipo de persona utilizando los factores de persuasión más adecuados. Es importante lanzar contenido de actualidad que tenga relación con nuestra imagen de marca y que encaje la propuesta con las necesidades de nuestros early adopters.

Paso 4: Recursos de personal, presupuesto y canales

Recursos para gestionar un plan en Redes SocialesElegir los canales tiene que ver con reflexionar sobre en qué redes nos interesa estar. La elección de las Redes Sociales dependerá de nuestro público objetivo, del presupuesto y también del personal.

En cuanto al personal, tenemos que decidir si contrataremos a alguien específico o no. Esto dependerá del tamaño de la empresa y posibilidades. Normalmente, a las personas que se encargan de gestionar la estrategia Social Media se les denomina Community Manager o Social Media Manager.

Entre las soft skills que suelen tener que ver con estas profesiones están la capacidad de resolución, el sentido común, el don de gentes, la escucha y la habilidad para ser metodológico y dinámico. En cuanto a las hard skills, destacan la experiencia en comunicación, marketing y búsqueda de información y los conocimientos en monitorización seguimiento.

Una vez que tengamos asignado personal y presupuesto, que depende de la capacidad de la empresa, podemos definir los canales.

Hay muchísimas Redes Sociales y en cada una de ellas predomina un tipo de público y de contenido. Por ejemplo, Linkedin es esencial para los negocios B2B, pues es una red especializada en relaciones profesionales. En Instagram hay un gran nicho de mercado joven y el contenido es eminentemente audiovisual. Facebook, por su parte, es la red más variada y general.

Cada red nos permite unas opciones u otras. Se recomienda un análisis exhaustivo y una investigación de mercado antes de tomar una decisión.

Paso 5: Acciones

Acciones de estrategia Social Media

Una vez que sabemos más sobre nuestra estrategia de Social Media, llega el momento de definir de manera más concreta cómo vamos a llevar el plan a la práctica.

El contenido y acciones que podemos llevar a cabo en redes sociales es infinito. Además, dependiendo de en qué redes tengamos presencia, realizaremos unas acciones u otras. Lo más idóneo sería tener una planificación concreta por canal o Red Social, que incluyese el tipo de acciones hacemos y con qué frecuencia.

A continuación, vamos a ver de manera global qué tipo de acciones existen y a qué objetivos contribuyen:

  • Captación de leads. Para conseguir atraer personas interesadas en nuestros productos que nos dejen sus datos, lo más habitual es añadir a nuestras publicaciones un enlace de redirección a nuestra página oficial. También podemos recurrir a sorteos, formularios y suscripciones.
  • Creación de nuevos contactos. Como idea general, necesitamos ser dinámico: comentar publicaciones, compartirlas, subir contenido nuevo, seguir gente del sector, introducirnos en grupos de personas, etc. Para empezar a seguir a la gente adecuada es muy útil usar los filtros de búsqueda. Algunas redes como Linkedin permiten incluso conseguir una lista de mails. La publicidad de pago a través de campañas también funciona muy bien.
  • Mantener engagement y visibilidad de la marca. Esto también tiene que ver con el dinamismo. Es muy importante tener una planificación para llevar a cabo una publicación de contenido sistemático. Este contenido puede ser de muchos tipos: posts, mensajes directos, vídeos, tweets etc. También podemos usar banners publicitarios e incluso podcasts.
  • Venta directa a través de concursos, promociones y sorteos.

Paso 6: Indicadores de rendimiento (KPI)

KPI o indicadores de Rendimiento en un plan de acciones en Redes Sociales

Ahora llega el momento de medir y valorar la eficiencia de nuestras acciones. Una buena estrategia de Redes Sociales tiene más que ver con calidad que con cantidad. Esto quiere decir que la clave no está en publicar contenido constantemente. Tenemos que relacionar las publicaciones con indicadores y ver si funcionan.

Los KPI son indicadores de rendimiento y sirven para medir la adecuación de una acción a un objetivo. Se utilizan mucho en marketing digital.

Existen muchos tipos de KPIs. Los más recurrentes y significativos suelen medir el tráfico, el tiempo que una persona ha estado en nuestra web, el número de impresiones, el número de visitas, el número de ‘me gustas’, el número de seguidores, el número de veces que se ha compartido nuestro contenido, etc.

Cada KPI nos da una información distinta, y según nuestros objetivos, podemos usar unos u otros.

Paso 7: Protocolo de control ante miedos y crisis

Plan de control de crisis en comunicación de redes socialesEste último paso tiene que ver con la definición de un plan de acción por si las cosas salen mal.

En el mundo de las Redes Sociales es común que, de vez en cuando, aparezcan los conocidos haters y pasemos por alguna situación difícil.

El principal arma a usar en estas ocasiones es una combinación de protocolo y creatividad. Aprender a lidiar con malas críticas es esencial para mantener nuestra reputación.

También necesitamos saber leer los KPIs y adaptarnos a las señales que nos dicen. Frente a la digitalización, no podemos permitirnos ser rígidos.

Técnicas, pautas y consejos

Para ir finalizando y afianzar conceptos, dejamos algunas pautas concretas que puedes tener en cuenta:

Usa un calendario específico. Te facilitará mucho la tarea y te ayudará a ser más eficiente. Otra opción es utilizar gestores de redes o plataformas para programar tus publicaciones.

Identificar qué hace la competencia. Lo que pensamos que funciona, no siempre lo hace. Por eso, es vital observar a nuestros competidores e intentar copiar y mejorar lo que hacen.

Invierte en comunicación en Redes Sociales. Uno de los puntos fuertes de estos canales es que funcionan a toda velocidad. Esto significa que, si sabemos enfocar bien nuestra estrategia Social Media, la inversión retornará en forma de beneficios en muy poco tiempo.

Esperamos que este artículo te sirva para aplicar tu Plan de Comunicación en Redes Sociales. Sin lugar a duda, guiar la comunicación corporativa a estos medios digitales es éxito asegurado. Y para realizar estas acciones de forma óptima, con resultados y de forma rentable, fomentar la formación en publicidad y marketing es un aspecto fundamental para el crecimiento de las empresas.

A continuación, en la infografía, se resumen los pasos fundamentales para el diseño de un Plan Social Media de comunicación.

Infografía sobre cómo hacer un Plan de comunicación redes sociales